Hay momentos determinantes en la historia de las naciones y uno de esos fue el que sucedió en Querétaro la noche del 13 de septiembre de 1810 cuando los españoles descubrieron la conspiración, los planes de independencia parecían perdidos, y fue la corregidora doña Josefa Ortiz de Domínguez quien dio el mensaje a Ignacio Pérez, para que lo llevará a San Miguel el Grande, narró el presidente municipal de Querétaro, Enrique Correa Sada, durante la ceremonia de Confraternidad entre los pueblos y municipios de Querétaro y San Miguel de Allende, cuyo acto fue encabezado por el secretario de Gobierno del Estado de Querétaro, Juan Martín Granados Torres, en representación del gobernador del estado, Francisco Domínguez Servién.